Turismo activo en Euskadi

El entorno mágico que propone Euskadi, no puede más que acompañarse con las pulsación y la emoción vibrante del deporte. Estas tierras alfombradas de colores naturales, y bellezas de paisaje sorprendente se distinguen por sus propuestas para vivir el turismo dentro del dinamismo del paisaje.

Tanto es así que sentir la adrenalina correr por las venas en Euskadi es algo cotidiano. La amplia gama de posibilidades para realizar un turismo saludable y aventurero se escurre entre los valles y las montañas de tan perfecta región.

Sin duda, entre los favoritos aparecen los deportes acuáticos. Los mismos, son excelentes activadores de la luminosidad y bruteza del mar Cantábrico.  El surf reina en playas como Mundaka, Sopelana o Zarautzal.

Pero también el turista podrá sorprenderse practicando bodyboard, vela, o submarinismo en San Juan de Gaztelugatxe o el cabo de Híguer.A todo ello, no debe olvidarse el agua dulce como fuente de inspiración deportiva  Desde la riqueza de los ríos y embalses las propuestas se multiplican.

Para quienes deseen andar con los pies bien firmes sobre la tierra sintiendo sus pliegues y llanuras el trekking y el senderismo son especiales para recorrer Eusakadi de punta a punta. Pues la región cuenta con una malla que entrelaza diversos caminos que encadenan paisajes de todos los estilos.

Hacer turismo activo en Euskadi
Hacer turismo activo en Euskadi

Entre ellos el Camino de Santiago, con toda su mística protagoniza tanto las costas como el interior. Por otro lado, se encuentran los tramos de gran y pequeño recorrido que se ajustan a las necesidades de cada viajero.

El secreto que guarda la belleza de estos paramos es el intenso verdor con que se ven todo el año gracias a un clima sin igual.

En el otro extremo para los más atrevidos aparece la posibilidad de surcar el amplio cielo. Los deportes aereos desafían al turista con propuestas como ala delta y parapente. Entre los mejores enclaves para los deportes del aire aparecen Sopelana, y las laderas de Talaimendi (Zarautz) y Ulia (Donostia-San Sebastián) en la costa, y en el interior Orduña y las faldas del Ernio, en Gipuzkoa.

Para cerrar este circuito de deporte y turismo, el ciclismo y el bitt resultan un desafío repleto de satisfacción. Las nueve vías verdes, con más de 130 km de longitud y los bidegorrios que enlazan las ciudades más importantes representan una apuesta constante al deporte y el ocio saludable. Es así que Euskadi ofrece propuestas variadas para aprovechar de una estadía inolvidable

2

No Responses

Write a response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.