Centro de Arte Reina Sofía

El Centro de Arte Reina Sofía, es uno de los grandes museos de Madrid, este derrocha tanto arte por dentro como por fuera. Está dedicado exclusivamente para obras modernas y contemporáneas.

Pasando por sus galerías se puede ver una de las piezas claves de arte español que es la Guernica de Pablo Picasso.

Además de las exposiciones que son permanentes, se incluye las obras de artes de otros artistas reconocidos.

El complejo se compone de dos edificios, el primero de ellos se realizó en el siglo XVI y era el antiguo hospital San Carlos, el segundo se construyó en 2001 y es la obra del prestigioso arquitecto Jean Nouvel.

Centro de Arte Reina Sofía de Madrid. Imagen de Carabo Spain en Pixabay

Historia del centro de Arte Reina Sofía

El Centro de Arte Reina Sofía, empezó con las obras de los artistas del XIX posteriores a Goya, aunque a través de los años se fueron incorporando nuevas piezas, muchas de ellas pinturas del siglo XX, que fueron cobrando un creciente protagonismo en la colección.

En el año 1951 el Museo fue dividido en dos, el Museo Nacional de Arte del siglo XIX y el Museo Nacional de Arte contemporáneo, este último ubicándose en la parte baja de la sede

El objetivo inicial del Museo de Arte Reina Sofía era albergar exposiciones temporales, luego se convirtió en un museo estatal y abrió sus puertas al público en 1992, el nuevo estatus que poseía como museo nacional llevo aparejada una política muy atractiva de compras y préstamos, con el fin de poder ofrecer un repertorio solido del arte español en conexión con corrientes internacionales.

Por la necesidad de tener mayores espacios, se decidió en construir un nuevo edificio en el 2001, la ampliación fue inaugurada en el 2005. Sus nuevos espacios hicieron que aumentase un 60% a comparación del edificio antiguo.

Por lo tanto El museo Reina Sofía se divide en dos edificios llamados Sabatini y Nouvel, más dos sedes expositivas en el parque del retiro, el Palacio de Cristal y el Palacio de Velásquez.

Exposiciones temporales

El Museo de Arte Reina Sofía ha dado protagonismos esencial a muchas exposiciones temporales a lo largo de su historia, con exposiciones de referencia como lo es “Paris pese a todo” realizado por artistas extranjeros entre 1944 y 1968.

Otras exposiciones son “Atlas: como llevar el mundo a cuestas”, “Los esquizos de Madrid” y “Manhatan uso mixto”.

Al principio como museo y centro de arte, con la colección permanente aun no perfilada del todo, las exposiciones eran un complemento fundamental, desde el momento que acogían a artistas o tendencias escasas o nulamente representadas.

Ya con el paso del tiempo se han celebrado importantes antológicas que completan o complementan lo existente en el museo.

Edificio del Museo Reina Sofía

Su edificio principal del museo es el antiguo Hospital General de Madrid, un edificio neoclásico del sigo XVIII encargado por Carlos III y que fue diseñado inicialmente por José de Hermosilla, continuado posteriormente por Francesco Sebatini, aunque al final se construyó una parte del proyecto.

El edificio como tal, llegaba hasta la calle Atocha y la fachada principal que se ve hoy en día, iba a ser la de uno de los patios interiores.

Por su estado inacabado se explica que no se realizó prácticamente nada de la ornamentación, y por eso la causa de ser aspecto severo y desnudo. Fue salvado de la demolición al ser declarado un edificio protegido a partir de 1980, además que se hicieron renovaciones y adiciones extensas.

En el año que fue abierto al público comenzó a albergar exposiciones temporales y se declaró Museo Nacional, lo que hizo que sus colecciones ofrezca un panorama convincente del arte español del siglo XX.

La coexistencia de ambas funciones, de Museo y centro de exposiciones, ha originado algunas dudas y críticas, pues no se considera que pueda cubrirlas por sí solo.

20

No Responses

Write a response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.