Villa de Pals: historia medieval en la Costa Brava

Pals es conocida como una de las más encantadoras villas que cualquier turista puede visitar en unas vacaciones a la Costa Brava. Situada en la cima de una colina, fue construida con una fortaleza medieval a su alrededor, y es precisamente ese ambiente medieval que está impregnado en el aire de Pals y que nos hace siempre viajar atrás en el tiempo.

El centro histórico se ha conservado muy bien, y las tradiciones locales y la gastronomía son considerados bienes que hasta hoy se mantienen como patrimonio vivo de la villa… sólo por eso, ya vale la pena hacer un viaje a esta localidad. A continuación, te presentamos algunos de los atractivos históricos de Villa de Pals:

Una caminata alrededor de Pals es siempre una experiencia relajante. Durante el paseo alrededor de la villa, podrás darte cuenta de los detalles sorprendentes y cualidades de la arquitectura presente en todas partes, como los pintorescos arcos y fachadas, y las omnipresentes flores que añaden color a las hermosas paredes de piedra.

Pals, se presenta hoy como un pueblo perfectamente conservado mucho gracias a un médico local, que se dedicó a la restauración, después de un período de abandono. De hecho, la Villa de Pals ha sido declarada como lugar de Interés Histórico-Artístico en 1973.

Las primeras referencias a Pals, datan del siglo IX, a pesar de que hay señales de que ya antes se encontraba habitada. Su nombre viene del término latino “Palus”, que significa “tierra pantanosa”, una alusión a los lagos y pantanos que había a su alrededor.

Ciudad Medieval de Pals

Ciudad Medieval de Pals

Algunos puntos destacados históricos

– La estructura circular de la Torre de las Horas destaca sí sola. Fue construida entre los siglos XI y XIII. La carretera principal que da acceso a la villa serpentea hasta llegar a la torre. Esto es lo que queda del castillo, destruido durante la guerra civil catalana en el siglo XV. Después, fue reconstruida una torre de campanas en estilo gótico, y es de ahí que se deriva el nombre de: “la Torre de las Horas”. En total, cuatro torres restantes de la fortificación original, y ellas están conectadas entre sí por las murallas de piedra defensivas.

– En el punto más alto se encuentra el mirador Josep Pla, llamado así en honor del escritor de la ciudad costera vecina de Palafrugell, que gustaba de describir a Pals en su trabajo y que un día dijo: “Pals es buena para visitar no una, sino cien veces”. De allí se tienen vistas panorámicas a las Islas Medas, Montgrí Massif, Canigó y la Sierra de l’Albera.

– La iglesia de Sant Pere ya existía hace más de 1 000 años. Parte de la piedra con que fue construida procede del viejo castillo de Pals. A lo largo de los siglos, se ha convertido en una mezcla de diferentes estilos arquitectónicos: tiene una base romántica, así como elementos góticos y barrocos, además de un campanario del siglo XVIII, por ejemplo.

– La fortificación Museo-Casa de la cultura Ca La Pruna data de los siglos XV y XVI. Tiene una exposición permanente de vinos y cavas catalanes, así como una réplica de una farmacia del siglo XVIII. También se puede visitar el Museo de Arqueología, donde se exhiben objetos de barcos de guerra ingleses, que se hundió durante la Guerra de la Independencia (1808), en el recinto de Roses – hoy en día un agradable complejo de playa.

Mientras exploras la villa te encontrarás con algunas galerías de arte y tiendas donde se pueden comprar objetos de cerámica catalanes, muy coloridos, a excelentes precios.

Y cuando necesites descansar o simplemente relajarte, puedes parar para tomar una copa en una de las terrazas del admirable el centro histórico de Pals.

Si tienes hambre, mande venir un tradicional Arròs de Pals a la cazuela en uno de los restaurantes locales. A fin de cuentas, Pals ya produce arroz hace casi cinco siglos. Hasta hay una campaña gastronómica especial llamada “Pals y su cocina de arroz”, que comienza en la primavera.

 

1

No Responses

Write a response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.