Turismo de invierno en Cataluña

Cuando se piensa en el turismo en Barcelona y sus alrededores rápidamente nos viene a la mente el sol, el mar mediterráneo y el clima de verano, raro en el continente europeo, ¿verdad?

Sin embargo, el invierno también nos reserva hermosas sorpresas. Cataluña es una región bastante completa, con hermosas playas, parques naturales, montañas y hasta nieve; es decir, aquí tenemos todo durante las cuatro estaciones.

En esta ocasión te hablaremos un poco sobre las opciones para quien quiere desea por aquí en invierno.

En primer lugar, Barcelona, puede ser un destino para aquellos que huyen del frío. La temperatura media es de 5 a 10 grados en pleno invierno y siempre hay sol. Pasear por las Ramblas y tomar un café en cualquiera de las “terrazas” puede ser un placer difícil de tener en países más fríos. Pero aquí, no. Además, la temporada es baja y los precios, por lo tanto, más “amistosos”.

Para viajes cortos de fin de semana, se pueden visitar los pueblos, pequeñas ciudades del interior donde están los hoteles-hacienda, parques, cascadas, senderos ecológicos y mucha naturaleza. Con hoteles y hostales para todos los bolsillos, es un excelente programa para parejas o familias.

Te recomendamos visitar los pueblos de la zona de Girona, como Besalú, Rupit i Pruit, Camprodon, entre otros, que son medievales y nos transportan a los siglos pasados, o bien, hasta la propia capital de la región, Girona, que es una ciudad hermosa y con bastante infraestructura.

Para llegar al interior se puede ir en autobús desde Barcelona, o en el caso de Girona, hay un tren que conecta estas dos ciudades. También siempre existe la opción de alquilar un coche y conocer la zona con más flexibilidad. Un alquiler de coche muy popular puede costar entre 35 y 50 euros al día y la gasolina cuesta más o menos 1 euro el litro.

Cataluña también cuenta con un centro de enoturismo, con rutas de vinos donde se pueden visitar los viñedos, cursos de vinos, degustaciones, etc. La región es famosa por sus cavas y hay un montón de hoteles por estas zonas de las bodegas, lo que permite una estancia más larga. Las rutas más conocidas son las de Penedès y el Priorat.

Y no podríamos hablar de invierno sin hablar de la nieve. Parece increíble, pero a poco más de 2 horas de Barcelona, podemos verla a través de las montañas. Cuanto más al norte, más nieve hay. Los Pirineos, en la región de la cordillera, que se inicia en Cataluña y va hasta el sur de Francia, es un destino ideal para los amantes del hielo. Con una gran estructura hotelera, pistas de esquí y demás deportes de nieve, esta región ofrece muchos atractivos.

Entre los Pirineos españoles y franceses se encuentra Andorra. Aunque ya debes haber oído hablar de este principado independiente, que aunque tiene como lengua oficial el catalán, el español y el francés son idiomas hablados por la mayoría de la población.

En Andorra se pueden comprar muchos productos, especialmente cosméticos y electrónicos, con bajo o ningún impuesto, además de haber muchas actividades relacionadas con el ocio y los deportes de invierno.

2

No Responses

Write a response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.