Top 5: qué hacer en Salamanca

Salamanca es una ciudad que atrae a muchos turistas por su belleza, su historia, su animada vida nocturna y su proximidad a Madrid, ya que está a menos de tres horas de la capital.

Plaza Mayor

De día, de noche. Con lluvia, con nieve. De la primavera al invierno. De enero a enero, es la “plaza” más hermosa de España. Además, es el punto de encuentro de todos los eventos de la ciudad y de quien pasa por aquí. ¿Vas a encontrarte con alguien y no sabes dónde? Fácil: “bajo el reloj de la Plaza Mayor”.

Catedrales Vieja y Nueva

Vale la pena conocerlas. Sí, son dos, una del siglo XII-XIV (“vieja”), otra del siglo XVI-XVII (nueva), construidas una al lado de la otra. Actualmente, se cobra para entrar (4,75 € para la “entrada general”), pero es un precio que realmente vale la pena.

Además, durante algunos meses, hay una visita guiada nocturna por las torres de la Catedral (se llama Ieronimus y tienes que reservar lugar, porque es muy popular). Es una inmersión en la historia de uno de los puntos más emblemáticos de Salamanca y, desde este sitio se puede tener vista nocturna única de la ciudad.

Al lado de la Catedral Nueva, se encuentra la “Plaza de Anaya” y la “Facultad de Filología”, de la Universidad de Salamanca, también espectaculares, y trate de encontrar el astronauta en la Catedral Nueva (pista: está cerca de la entrada de la Catedral Nueva).

Plaza Mayor de Salamanca

Plaza Mayor de Salamanca

Universidad de Salamanca

La fachada del edificio histórico de la Universidad de Salamanca es de estilo barroco, y en ella está la famosa “rana”. Hay dos leyendas sobre la universidad de Salamanca: la primera es que, quien logra encontrarla escondida en la fachada tendrá buenas notas en las pruebas; y la segunda es que quien encuentra la rana siempre volverá a Salamanca. Quien lo desee, también puede visitar el edificio histórico de la fachada (la entrada es de 10 € y allí también se encuentra la Biblioteca General, la más antigua en la universidad).

Más al fondo del patio chico, a la izquierda, hay un patio interior y es allí que está expuesto “El Cielo de Salamanca”. Es un fresco astronómico (y un poco astrológico también) que estaba antes en la Biblioteca General de la Universidad de Salamanca. ¡Vale la pena!

Huerto de Calixto y Melibea (y su puesta del sol)

Es un hermoso jardín que está detrás de las catedrales. Es bautizado como “el huerto de Calixto y Melibea” porque, dicen, es donde el escritor español Fernando de Rojas se inspiró para crear el escenario de encuentro de los amantes, Calixto y Melibea, de la obra “la Celestina”. Recomiendo visitar el “huerto” en la primavera y en el verano, ya que las flores están floreciendo y las parras están llenas de uvas verdes. Ah, y por supuesto, como el “huerto” se encuentra en la parte más alta de la ciudad, se puede ver la puesta del sol, que es fantástica.

Puente Romano (Río Tormes)

Construido en el siglo I, el puente romano es uno de los mejor conservados que existen en la “Vía de la Plata”. Cruza el río Tormes, famoso también gracias al libro “El Lanzarillo de Tormes”, cuyo protagonista nació en las orillas de ese río. Un punto de encuentro en las épocas cálidas de Salamanca, con un montón de gente haciendo picnic y ejercicio. También vale la pena apreciar el puente durante la puesta del sol y por la noche, con la iluminación especial que hay en él.

No Responses

Write a response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.