Haciendo un recorrido por la gastronomía vasca

El País Vasco es rico en prácticamente todo. Riqueza natural, cultural, histórica y… gastronómica. Os damos ahora un paseo por los ingredientes y bocados más típicos, que también cuenta con los mejores cocineros del mundo, no es ninguna casualidad.

El plato, si se le puede llamar así, de la gastronomía vasca, son los pinchos, o mejor dicho pintxos. Para quienes vivan en otras localidades españolas, quizá han ido algún día a un restaurante vasco de su población y han pensado que no son para tanto. No os engañéis, hay que comerlos en tierra autóctona para ver su grandeza, nunca mejor dicho.

La cultura de los pinxtos en la gastronomía vasca

Una buena ración de comida sobre una rebanada de pan necesitará de varios bocados para poder acabarla. No es de extrañar ,eso sí, que puedas llegar a pagar hasta cinco euros por un buen pintxo. Anchoas, gulas, merluza, bacalao, pimientos rellenos, croquetas, tortilla… todo y mucho más puede estar sobre el pan, y con productos de la mejor calidad. Habitualmente irás cogiendo pinchos de la barra y, al final, pagarás tantos como palillos tengas en tus manos.

Pintxo en el casco viejo de San Sebastián

Pintxo en el casco viejo de San Sebastián

Precisamente uno de los ingredientes más utilizados en los pinchos, el bacalao, es otro de los paltos estrella de la gastronomía vasca. El bacalao a la vizcaína es la receta más extendida en la comunidad, algo que pocos turistas pueden resistirse a probar en su visita.

La calidad de sus productos ha hecho que la cocina vasca se considere la mejor de España. Carnes, pescados, guisos y postres, todas de calidad y en raciones generosas, le dan un nivel a la altura de pocos en el mundo. Para más inri, cocineros como Arzak, Berasategi o Arguiñano la han catapultado más internacionalmente.

Tanto si vas a viajar a San Sebastián, Bilbao como a otras localidades, siempre encontrarás una buena taberna donde probar bocado de calidad. ¿Nos tomamos un pintxo?

2

No Responses

Write a response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.