¿Qué hacer en Roses?

La gran variedad de playas paradisíacas, asociadas al rico patrimonio de Alto Ampurdán, llega a la localidad de Roses y sus alrededores en el destino perfecto para hacer turismo de sol y playa, asociado a las visitas culturales.

Si estás a la búsqueda de los mejores planes para sacar el máximo partido de tu estancia en Roses. A continuación te presentamos una lista de cosas por hacer por la región.

Roses: Destino de sol y playa

La mayor atracción de Roses es, sin duda, la gran cantidad y calidad de las playas del litoral de la Costa Brava que rodean a esta localidad. Desde enormes extensiones de arena hasta las recónditas playas, en las afueras de Roses que encontraremos todo tipo de playas de aguas turquesas para disfrutar de unas vacaciones inolvidables; ya sea con amigos, en pareja o familia.

Si te apetece perderte y disfrutar de la calma de la naturaleza, te recomendamos el recorrido natural que separa Roses de la localidad de Cadaqués, recorriendo el litoral del Parque Natural del Cabo de Creus. Observando diferentes formaciones rocosas, encontrarás magníficas playas poco conocidas por el turismo de masas, en parte porque son las zonas de más difícil acceso. Estas son playas pequeñas, protegidas por la naturaleza, y donde parece que el tiempo se detiene para dejarnos disfrutar del brillo del sol y el fresco de las aguas.

Imagen de Roses

Imagen de Roses

Si prefieres disfrutar de todo tipo de servicios sin tener que abandonar el centro urbano, entonces vas a gustar de los 1800 metros de la playa de Roses, o la playa de la Punta con 550 metros de longitud y aguas claras y poco profundas. Si te apetece ir a hacer un picnic sin tener que abandonar el centro de la ciudad, te recomendamos una visita a la playa de los Palangres, a menos de 1 km de Roses, ya que esta cuenta con mesas y bancos junto a la arena.

Para los amantes de los deportes acuáticos, Roses ofrece un ambiente ideal para poder hacer kayak en el mar, practicar kitesurf y vela. Además, la diversidad marina y sus aguas cristalinas atraen a miles de buceadores y amantes de la práctica del snorkeling.

La ciudadela de Roses

El monumento más conocido y visitado en Roses es, indudablemente, el macizo recinto fortificado de La Ciudadela. Esta es una fortaleza militar, pentagonal y en forma de estrella, cuyo interior contiene artefactos arqueológicos que datan de la presencia de griegos, romanos y visigodos.

Se estima que la ciudadela fue construida en el siglo XI, cuando se empezó a construir una muralla para proteger el monasterio de Santa María de Roses. Con el rey Carlos I se continuaron las construcciones con el objetivo de proteger Roses de posibles ataques de piratas y dando lugar a la fortificación que vemos en la actualidad.

El Espacio Cultural de La Ciutadella ofrece visitas guiadas por las murallas; lo que representa una oportunidad única para descubrir la evolución y la importancia de esta construcción; así como su importancia a través del tiempo.

 

No Responses

Write a response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.