¿Qué hacer en cinco días en Barcelona?

Primer día en Barcelona

Empieza tu ruta despertando temprano en la mañana para tomar un buen desayuno e ir directo a la Sagrada Familia de Barcelona, una iglesia inacabada y símbolo de la ciudad. Como es uno de los lugares más turísticos de la ciudad y vale la pena quedarse unas 3h observando cada detalle y viendo su interior, puedes dedicarle toda la mañana.

La sugerencia, después, es ir hasta la Casa Battló, una casa que fue reformada a petición de su propietario. El punto culminante de la Casa Batlló es que el recorrido por su interior es muy fresco y con una tecnología interactiva increíble, donde cada persona recibe un aparato y puede ver cómo era cada habitación de la casa en el pasado. Al lado de la Casa Battló se encuentra la Casa Milá o La Pedrera, otra obra de Gaudí, que así como sucedió con la Casa Battló, fue construida para la familia Milá en 1905. Es un lugar que encanta por toda la modernidad y la arquitectura del gran maestro Gaudí. Ambas se encuentran en el Paseo de Gràcia, una avenida de mucho movimiento en la ciudad y donde se puede almorzar. Termina el día paseando por la avenida y viendo los edificios, calles perpendiculares y todo el bullicio y el ajetreo de la ciudad.

El Segundo día en Barcelona

En el segundo día, puedes terminar el guión de Gaudí en la ciudad. Para ello, la sugerencia es ir directamente hasta el Parc Güell, otra obra impresionante de Gaudí y que fue declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO. El parque es muy grande y lleno de detalles, así que seguro vas a ocupar toda la mañana. Si quieres almorzar allí y seguir paseando por la tarde, todo bien. Pero si ya has visto todo, ve hasta el Barrio Gótico, donde también se puede comer, con una gran variedad de restaurantes y bares y disfrutar de la tarde para pasear por las plazas del barrio, la Catedral de Barcelona, el Museo del Chocolate y, por supuesto, el famoso Museo Picasso, que es un paseo imperdible para conocer las obras de este artista reconocido mundialmente. Quédate en esta zona también por la noche para apreciar el movimiento de la vida nocturna en la ciudad.

El tercer día en Barcelona

Dedica el tercer día a la región de Montjuic, un barrio que se encuentra un poco más alejado de los demás puntos turísticos, pero que concentra diversas atracciones imperdibles. Para empezar, es allí donde se encuentra el Castillo de Montjuic, a donde puedes subir por el teleférico de Montjuic y visitar la antigua fortaleza militar de la cual se tiene una vista hermosa de toda la ciudad. Después puedes descender a pie y con calma, para disfrutar de cada momento y de todo el camino, parando para descansar y admirar el paisaje. En la montaña de Montjuic se encuentra también el Museo Nacional de Arte de Catalunya, un museo fantástico y que vale la pena visitar. También recomendamos la visita a la Fundació Joan Miró, otro museo del artista que le da nombre, y el cual tiene esculturas por toda la ciudad. Disfruta de un almuerzo y haz un paseo por el hermoso Jardín Botánico, que cuenta con una gran variedad de especies de plantas. Para finalizar el día, espere a ver el espectáculo de las fuentes de Montjuic, que tiene lugar en la plaza que está justo debajo del Museo Nacional de Arte de Catalunya.

Cuarto día en Barcelona

Disfrute del clima de museos del día anterior y comenzar el cuarto día visitando uno de los últimos museos de esta ruta: la Fundació Antoni Tápies, un museo de arte moderno y contemporáneo que va a ocuparte toda la mañana y te contagiará con creatividad y belleza. Después disfruta de un almuerzo en algún restaurante cerca y a la tarde visita al Museo Cosmocaixa, el museo de la ciencia es bastante interesante y cuenta con partes interactivas, ideal para quien viaja con los más pequeños y no sabe qué hacer con niños en Barcelona. Al final de la tarde y principio de la noche, ve hasta la orilla y realiza un paseo desde el Puerto Viejo hasta la Playa de la Barceloneta, que es una región nueva y llena de bares y restaurantes.

Quinto día en Barcelona

Ya que has visto todos los puntos turísticos de Barcelona, para despedirte de la ciudad, la sugerencia es hacer un tour por el Camp Nou, el estadio del FC Barcelona. Si el tour no es de tu interés, la sugerencia entonces es sólo visitar el Museo del FC Barcelona, que vale mucho la pena, y cuenta la historia de todo el equipo, sus logros, trofeos y mucho más. Para finalizar el recorrido en la ciudad, termina el recorrido con un paseo por Las Ramblas, una de las regiones más céntricas de la ciudad, al lado del Barrio Gótico y donde puedes encontrar muchas tiendas de souvernis.

No Responses

Write a response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.