Museo Geominero, Madrid

A pesar de la riqueza de su colección permanente, y de su hermoso edificio, este es uno de los museos más desconocidos de Madrid. Pertenece al Instituto Geológico y Minero de España y su objetivo es conservar, investigar y difundir el patrimonio geológico, paleontológico y mineral, cuyo éxito se logra a través de su amplia e histórica de la colección. Hablamos del Museo Geominero de Madrid.

Pese a lo que puede creerse, se trata de un espacio sumamente interesante, con información esencial para conocer más sobre las materias de Geología y Geografía, no sólo en España, sino de todo el mundo.

El museo es considerado uno de los más importantes del país dentro de su área de actuación. La colección está formada por minerales, rocas y fósiles procedentes de todo el país, así como de las antiguas colonias españolas y de otros lugares del mundo. Por su parte, en el hall de entrada, podemos apreciar una impresionante roca que llama la atención por la dimensión que tiene, y más por su lugar de origen.

El edificio del instituto fue construido como sede oficial del organismo a partir de 1921, siendo concluido a mediados de la década de 1940. El proyecto fue diseñado por el arquitecto Francisco Javier de Luque, y la magnitud y belleza arquitectónica del espacio justifica, por sí solas, una visita al museo.

Además de su importancia científica, el valor histórico de las piezas expuestas es inconmensurable, ya que el origen de la colección se remonta a la época de la creación de la Comisión del Mapa Geológico de España en 1849 (primer nombre de la institución). La parte relativa a los fósiles, por ejemplo, es la única en su género en el país, con cerca de 30 mil piezas, incluyendo vertebrados, invertebrados y flora, tanto originarios de España, como de otras regiones del mundo. Incluso, cuentan con los restos de mamuts y otros grandes animales; elementos especiales que, probablemente, maravillará a los más pequeños.

Museo Geominero, Madrid

La colección de minerales está compuesta por 12 mil piezas, y la de rocas, por cerca de 200, incluyendo ejemplares ígneos, sedimentarios y metamórficos; entre ellos, algunas gemas y piedras preciosas de diversos tamaños, colores y, por supuesto, valor.

El espacio del museo está comprendido por una enorme sala con 19 m de altura, ocupando una superficie de 713 metros cuadrados. En pocas palabras, se trata de un lugar bastante extenso (sin duda, una buena noticia para los claustrofóbicos).

Así mismo, realmente es maravillosa es la cobertura hecha con ventanas policromadas que podemos apreciar toda la sala, ya que el ambiente se mantiene pleno de luz natural. En el centro de la sala, podemos apreciar el escudo real, y en cada lado, el escudo alegórico del Cuerpo de Minas.

Museo Geominero, Madrid

La exhibición consta de 250 expositores, dispuestos tanto en el interior de la sala, como en los cuatro niveles que conforman el espacio.

El museo fue restaurado y reinaugurado en 1989, por el rey Juan Carlos I. Cuando te encuentres de visita por la ciudad, y quieras conocer un lugar diferente (o bien, alejarte de los grandes grupos de turistas), el Museo Geomineiro es una buena sugerencia, sumamente interesante y tranquilo.

No Responses

Write a response

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies