Los jardines más hermosos de Madrid

Jardines del Templo de Debod

En 1968, Manuel Herrero Palacios diseñó estos jardines de 8 hectáreas para instalar en ellos y mostrar en todo su esplendor el Templo de Debod, donado a España por el gobierno egipcio.

El templo funerario, con más de 2000 años de antigüedad, fue rescatado de las aguas de la presa de Asuán por un equipo de arqueólogos españoles, traído piedra a piedra y reconstruido en la actual situación, después de que el gobierno egipcio lo ofreciera a España. Fue instalado sobre los restos del Cuartel de La Montaña con la misma orientación solar que tenía en su lugar de origen. El jardín goza de una magnífica vista de la Casa de Campo, el Parque de El Oeste y la sierra.

El Campo del Moro

Fue la reina María Cristina quien decidió convertir este lugar en un jardín de estilo inglés del siglo XIX, siguiendo el concepto romántico que se tenía de la “Naturaleza”.

Los jardines del Campo del Moro no contaron con el diseño actual antes debido a la imposibilidad de conexión al Palacio Real, situado a una altura muy superior. Esta alta posición fue aprovechada para crear una de las mejores perspectivas madrileñas: el Palacio Real detrás de un inmenso tapiz verde flanqueado por dos fuentes monumentales en el interior de un amplio y sombrío jardín romántico. Los jardines cuentan con dos fuentes neoclásicas: la de los Tritones y la del Palacio de Las Conchas.

Real Jardín Botánico

Declarado Jardín Artístico en 1942, entre sus colecciones destacan un herbario con más de un millón de libretas, la biblioteca y el archivo – con cerca de 10 000 dibujos–, así como la muestra de 5000 especies de plantas vivas.

Ofrece visitas guiadas por un monitor para conocer la diversidad de especies que pueblan este rincón verde en el centro de la ciudad, desde las cebollas o rosas hasta las plantas más exóticas.

En el recorrido por el jardín y sus invernaderos se combinan contenidos botánicos generales, curiosidades, historia, singularidad de los ejemplares, usos de las plantas y la importancia de las mismas para nuestra vida.

Jardines de Sabatini

Estos son unos jardines de tipo clásico creados en los años 30, en el lugar ocupado por las caballerizas construidas por Sabatini para el Palacio Real, siendo este el origen del nombre. Situados frente a la fachada norte del Palacio Real, la construcción de los jardines terminó después de la Guerra Civil.

Su carácter arquitectónico y ornamental aumentó con la instalación de varias de las esculturas que adornaban la cornisa del Palacio. De diseño geométrico, su ubicación privilegiada hace de ellos uno de los jardines más bellos del Madrid de los Austrias.

Aunque sean espectaculares a cualquier hora del día, al caer la noche alcanzan su grado máximo de espectacularidad, ya que este es uno de los mejores lugares de Madrid para observar el crepúsculo. Del gran lago rectangular en el centro del Jardín, rodeado de fuentes, árboles y esculturas de mármol blanco, el visitante podrá contemplar cómo las tonalidades amarillas y rojizas cambian el color de las piedras grisáceas del Palacio.

No Responses

Write a response

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies