Las 4 villas más hermosas del sur de España

Si estás planeando una escapada, seguro que por tu cabeza rondan las ideas de paz, armonía y relax. ¿Ya pensaste en viajar hacia el sur de España? Esta región es ideal para refugiarte y disfrutar de un sinfín de ciudades y pueblos pequeños y encantadores.

En esta ocasión, hemos seleccionado cinco pueblos que te darán la sensación de estar dentro de un museo y despertarán todos tus sentidos. No te pierdas la oportunidad de visitar estas hermosas villas en el sur de España:

1. Vejer de la Frontera

Situado en una colina y a orillas del río Barbate, el hermoso pueblo de Vejer de la Frontera tiene una amplia vista sobre la provincia de Cádiz. Sus paredes fueron la casa de cartagineses, fenicios y romanos, y sus calles estrechas guardan los secretos de 5 siglos de ocupación musulmana.

La arquitectura emblemática de Andalucía se une a la majestuosidad de sus murallas, la catedral y los patios llenos de flores, para hacer de Vejer una de las ciudades favoritas de los gaditanos. Visita y dedícate a disfrutar de su gastronomía e historia.

2. Cabo de Palos

Esta localidad murciana era originalmente un pueblo de pescadores y aún se pueden ver pequeñas embarcaciones en la costa. Sus calles tienen un estilo diferente, una tranquilidad de otros tiempos, y la mejor forma de comprobarlo es disfrutar de su gastronomía. No puedes dejar de probar el “caldero del Mar Menor”, un arroz caldoso, hecho con varios peces de la zona.

Si pasas por Cabo de Palos, hay dos cosas que tienes que hacer obligatoriamente. Primero: visitar su faro espectacular, que ya no tiene función marítima, pero conserva todo su encanto y el camino que te lleva hasta él es uno de los paseos más bellos de la costa mediterránea. Y segundo: aprender submarinismo, ya que los imponentes fondos del mar de la zona de Murcia invitan a ponerse el neopreno y a disfrutar de su belleza con nuestros propios ojos.

3. Frigiliana

A 7 km de la famosa localidad de Nerja, encontramos esta maravilla. Esta villa tiene una historia riquísima y su nombre se deriva de su pasado romano: Frexinius-Ana, el lugar de Frexinius. Además, es posible revivir su pasado árabe visitando el centro histórico, también llamado El Barribarto. De la misma manera que en Vejer, vas a enamorarte de sus calles blancas adornadas con flores.

Si te gusta el senderismo, tienes una ruta de 7 km para subir a la colina, conocida como El Fuerte, que tiene una vista única sobre Frigiliana. Si te gusta caminar, pero sin exageraciones, sube a la zona más alta del pueblo, donde encontrarás las ruinas del Castillo de Frigiliana, que tienen una vista panorámica de la localidad.

Por último, pero no menos importante, tienes que probar el aceite de oliva, el vino y la miel de caña, además de ver como preparan el cordero, que es guisado con una salsa de almendras.

4. Zafra

La localidad de Zafra, conocida como “Sevilla la chica”, es famosa desde los tiempos medievales por su artesanía, con base en cerámica, cuero y plata y, sobre todo, por sus mercados de ganado que siguen existiendo. Su legado histórico-artístico es aplastante, destacando el Palacio de los Duques de Feria, y los suelos de sus calles que nos recuerdan a las antiguas villas de Lope de Vega.

La antigua muralla que rodea la villa tiene 8 puertas, entre las que destaca la Puerta de Jerez, a partir de la cual puedes pasear por las pequeñas calles, llenas de balcones floridos. Mientras que en el centro de la villa, destacan la plaza grande y la plaza chica, antiguos escenarios de ventas y ferias, que hoy son el punto de encuentro de los amantes de las tapas y de la gastronomía pacense.

No Responses

Write a response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.