Descubre Empuriabrava, la Venecia de España

Empuriabrava es una lujosa ciudad de la Costa Brava que pertenece al municipio de Castello d’Empúries-Empuriabrava, una región de pueblos medievales, playas, y que ha sido considerada como patrimonio histórico de importancia universal. Pero tal vez sea en la propia ciudad de Empuriabrava que encontramos una buena parte de los atractivos de la región, ya que aquí es donde podrás encontrar 25 km de canales navegables, por los que se compara a Empuriabrava con Venecia.

Descubre, a continuación, las mejores actividades que puedes hacer en esta Venecia española:

Navega por los canales de Empuriabrava

Empuriabrava es mundialmente conocida como la ciudad de los “juegos de viento”, una competición en la que cualquiera puede poner a prueba su destreza volando dentro de túneles de viento. Pero es también una curiosa urbanización con canales de agua navegables, haciendo recordar a Venecia. La zona se presenta con un carácter lujoso y moderno, después de haber sido construido por un grupo de habitantes de visionarios que vieron en esta área originalmente pantanosa una oportunidad de mejora. Así, fue posible cumplir el sueño de grandes villas, confort y lujo repartidos por la ciudad. Por ello, todos los veranos, Empuriabrava recibe cerca de 80 mil personas dispuestas a vivir este sueño.

A lo largo de los 25 km de canales que ocupan una superficie de 500 hectáreas, también es posible alquilar una embarcación junto a uno de los operadores de la ciudad y navegar al sabor de su propia voluntad por entre la malla urbana.

Barcos en Empuriabrava

Barcos en Empuriabrava

La marina de Empuriabrava es otro de los lugares destacados para cualquier turista exigente, con un frente de playa compuesta por dos grandes playas; así como los pantanos de Aiguamolls de l’Empordà y el Parque Natural de Cabo de Creus.

Hay una gran variedad de fiestas que puedes disfrutar durante todo el año en España. Pero si quieres hacer una pausa, no hay nada mejor que pasar un día en la zona natural de Aiguamolls de l’Empordà, uno de los más importantes conjuntos de lagos y pantanos de Cataluña. El ecosistema se encuentra protegido por la ley y fue declarado Parque Natural Nacional en 1986.

Este parque puede ser visitado a lo largo del año y, con sus interminables senderos, tanto adultos como niños pueden disfrutar de un día de exploración de la naturaleza con sus más de 300 especies de aves (incluyendo el ibis enverrugado, el cormorán, el mirlo negro y la emblemática grulla de cuello blanco) a la espera de ser descubiertas.

En este caso de que hagas esta visita, te recomendamos que no salgas de los campos predefinidos para que no dañes el frágil e inmenso ecosistema; sin embargo, hay multitud de miradores repartidos por el parque, así como pequeñas cabañas de madera desde donde se pueden observar las aves con prismáticos sin molestarlas.

Una vez que arribes al parque, no te olvides de pasar por el edificio donde se encuentra la recepción, el llamado cortalet, para recibir un mapa del espacio y poder sacar el máximo partido de los varios senderos que puedes realizar, así como para poder identificar los distintos elementos naturales del parque: los campos inundados, los canales, las playas y las pequeñas lagunas.

No Responses

Write a response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.