Conoce los más hermosos parques nacionales de España

Entre los mejores destinos de Europa está en España, que cuenta con numerosas ciudades y regiones increíbles para visitar, como la capital de Madrid y la cosmopolita Barcelona.

Semejante a otros países europeos, como Inglaterra, Italia y Noruega, España tiene hermosos parques nacionales que son santuarios de la naturaleza característica del lugar; si deseas conocer más sobre ellos, a continuación te presentamos los que consideramos que más vale la pena visitar:

El Parque Nacional del Teide, Tenerife

Creado en 1954, el parque nacional recibió este nombre en homenaje al Teide, el volcán más grande de España, que tuvo su última erupción en el año 1798. Su hermoso paisaje tiene un alto valor ecológico, con especies únicas de plantas, como cardos-marianos, y animales como loros rojos. El sitio es uno de los parques más visitados del país, y en 2007 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y se unió a la lista de los Doce Tesoros de España.

El Parque Nacional de Sierra Nevada, Granada y Almería

Con un área mayor a 85 mil hectáreas, es el parque nacional más grande en extensión de España. El sitio cuenta con cerca de 20 picos que tienen más de tres mil metros de altitud. Los más grandes son el Mulhacén (3479 metros), Veleta (3396 metros) y la Alcazaba (3371 metros). La riqueza hídrica también es parte del paisaje, con una serie de manantiales de agua mineral. El espacio da la oportunidad a sus visitantes de practicar diferentes actividades, como esquí, senderismo, vuelos en parapente y observación de aves.

El Parque Nacional del Archipiélago de Cabrera, Islas Baleares

Este parque nacional de diez mil hectáreas comprende todo el archipiélago de Cabrera, en las Islas Baleares. Debido a su remota ubicación, el lugar no atrae a muchos visitantes, no sufriendo muchas modificaciones a través de los años. Su costa es considerada una de las mejor conservadas de España, y las islas son importantes colonias de aves marinas. Por eso, el lugar fue declarado zona de especial protección para las aves.

Parque Nacional de Timanfaya, Lanzarote

Grandes erupciones volcánicas tuvieron lugar en esta zona entre los años 1730 y 1736, y hoy en día todavía hay un volcán activo, el Timanfaya. Por ello, gran parte de su territorio está cubierto por lava solidificada, que creó ondulaciones y formas diferentes en el suelo. En la cima de la montaña Rajada, es posible admirar toda la región y la belleza, diseñada por el caliente material geológico. En 1993, el lugar fue declarado una Reserva Ecológica por la Unesco.

El Parque Nacional de Garajonay, en la isla de La Gomera

Declarado Patrimonio Mundial de la Unesco en 1986, el Parque Nacional de Garajonay ocupa un área mayor que el 10% de toda la isla de La Gomera, que se extienden por todos sus municipios. Su terreno está cubierto por lava solidificada, gracias a antiguas erupciones volcánicas, y algunas de las grandes rocas formadas por el material son lugares de interés, como la Fortaleza, considerada sagrada por los nativos de la isla. El sitio tiene el mejor ejemplo de laurisilva, un tipo de bosque húmedo subtropical.

El Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, La Palma

Este lugar se convirtió en un parque nacional en 1954, y es el hogar de la extensa Caldera de Taburiente que, antiguamente, se creía que era un gran cráter, y hoy es conocida por ser una montaña con un formato diferente. Durante la toma de Canarias, en el siglo 15, el área sirvió de refugio para los indígenas guanches, que vivían en el archipiélago. En su ámbito natural, el parque cuenta con varios ríos, cascadas y plantas nativas, como el pino canario.

 

3

No Responses

Write a response

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies