Alcalá de Henares: ¿qué hacer?

Alcalá de Henares, ciudad de Cervantes

Alcalá de Henares es una gran opción para aquellos que vienen a pasar unos días en Madrid y quieren conocer una ciudad cercana, ya que está a sólo 40 km y es posible llegar con el transporte público, como te voy a contar en el próximo post. Además, es relativamente pequeña y se puede ver bastante en un solo día.

Si tuviera que recomendar una ciudad cercana a Madrid para visitar, yo recomendaría Toledo o Segovia, pero Alcalá de Henares también es hermosa y tiene dos ventajas: ser más cercana y una ciudad plana. Puede parecer exagerado, pero conocer a Toledo en un día requiere de aliento para subir sus cuestas.

Lo que hace de Alcalá de Henares tan especial es, obviamente, su historia. Fue allí donde nació Cervantes, el más grande escritor español, en 1547. La ciudad también cuenta con la Universidad, que fue el mejor campus europeo en la época del Renacimiento – fundada en 1499.

Mi consejo es: si viajas en tren, ve caminando hasta el centro histórico de la ciudad – a unos 15 minutos de paseo, donde podrás conocer uno de los edificios más bellos de Alcalá de Henares, el Palacio de Laredo, construido en el siglo XIX en estilo gótico-mudéjar. Actualmente, es un museo donde se puede ver, entre cosas, una edición original de la Biblia Políglota Complutense del siglo XV.

Caminando hasta el centro histórico, se llega a los principales puntos de interés turístico, como la bellísima Plaza de Cervantes, donde hay una estatua del habitante más ilustre de la ciudad. Es en esta Plaza donde se encuentra el Ayuntamiento de Alcalá de Henares y algunos de los edificios de la Universidad de Alcalá. Además en la Calle Mayor se encuentra el Museo Casa Natal de Cervantes, donde la entrada es gratuita.

Fachada de la Universidad de Alcalá de Henares

Fachada de la Universidad de Alcalá de Henares

En esa misma calle y travesaños hay varios bares y restaurantes y, por ser una ciudad universitaria, el clima es muy agradable e informal. También se llega por esta calle a la Catedral Magistral, uno de los puntos turísticos más destacados de la ciudad. Dice la historia que los hermanos Justo y Pastos, aún niños, fueron martirizados por ser católicos. La catedral es de estilo gótico tardío y fue construida sobre la tumba de los hermanos, donde aún hoy se encuentra parte de sus restos mortales. Lamentablemente, la iglesia fue incendiada durante la guerra civil, pero fue restaurada años más tarde.

También te recomendamos visitar el Museo Arqueológico. El edificio es muy bonito por dentro y el paseo es una excelente opción para quien conozca un poco la historia de la Comunidad de Madrid, desde su origen, en el Paleozoico. El museo te va guiando desde aquella época hasta la Edad Moderna, cuando el rey Felipe II trasladó la corte a Madrid.

Otro de los edificios simbólicos está al lado del Museo, como el Palazio Arzobispal y el Monasterio de San Bernardo, además del llamado “recinto amurallado”: las murallas fueron construidas, ampliadas durante diferentes periodos de tiempo, pero no llegan a ser impresionantes si se las compara con las de otras ciudades históricas de España, como Ávila o, incluso, Toledo.

Finalmente, no te olvides de conocer el Colegio Mayor de San Ildefonso, donde desde el inicio del siglo XVI, las personas defendían sus tesis en el Paraninfo y después celebraban durante toda una semana de fiesta. También hay una hermosa capilla del siglo XVI. Hay visitas guiadas todos los días que cuestan 6 euros e incluyen el acceso a la Capilla y al Colegio o 7,5 y también incluyen el acceso al Palacio de Laredo. Atención: la visita es siempre guiada, por lo que tienes que ir en uno de los horarios marcados.

1

No Responses

Write a response

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies