6 consejos sobre el Camino de Santiago

El Camino de Santiago es una de las rutas de peregrinaciones religiosas más importante del mundo. Si estás interesado en lanzarte a la aventura, entonces no te olvides de cumplir con los siguientes consejos:

1. Planifica bien el itinerario y los kilómetros que quieres y puedes recorrer

Esto depende de los días libres de los que dispongas; así como de tu forma física. El mínimo para lograr la acreditación que certifica que has realizado el Camino de Santiago es de 100 kilómetros.

2. Bolsa de viaje con lo esencial

Sí, seguramente todos nosotros decimos, en cualquier viaje, que siempre llevaremos sólo lo indispensable, pero a la hora de la verdad, solemos llevar más de lo que esperábamos o deseábamos en un inicio; y después de varios días con la casa a cuestas, hay cosas que comienzan a sobrar: ropa interior en exceso, objetos que no hemos empleado ni una vez, calzado alternativo, y, probablemente, una larga lista de cosas más. Durante el viaje, vas a encontrar tiendas de todas las especie en las localidades por donde pasas. Lo mejor es ir bastante livianos de equipaje; de lo contrario, tendrás que ir dejando cosas por aquí y por allá.

3. Medias con refuerzo, crema hidratante o vaselina son fundamentales

No ahorres a la hora de comprar calcetines, y, sin afán de exagerar, este es uno de los consejos más importantes que podrás leer. Como sabes, el bienestar de tus pies es esencial para poder llegar a tu destino “sin depender de terceros”. Por ello, elije medias que cuenten con refuerzo y que sean especiales para la práctica de senderismo. Por las noches, no olvides realizar hidratación con una crema o vaselina; así mismo, esto te ayudará a relajarte y recargar las pilas para el día siguiente.

4. ¡Levantarse temprano ayuda y mucho!

La hora de levantarse varía de persona a persona. Por mi experiencia os digo que lo mejor es hacer el camino muy temprano y hacer dos paradas en el transcurso de la jornada. Es la manera de evitar sobrecargas musculares o que aparezcan heridas y molestias. Además, si es verano, llegarás antes al lugar donde podrás pernoctar alrededor del medio día y, de esta manera, evitar las horas de mayor calor; que también son las horas de mayor desgaste.

5. Albergues, hostales, hoteles… ¿Dónde alojarse?

Normalmente esta elección está condicionada por el fondo de maniobra disponible. Sin embargo, como podrás suponer, los albergues y los hostales presentan un costo menor; aunque también podrás encontrar hoteles económicos (nada de grandes cadenas o resorts). Así mismo, si tu viaje va en plan mochilero y te gustaría conocer a más viajeros como tú, compartir anécdotas y enriquecerte con la compañía de otros peregrinos, entonces te recomendamos la experiencia de los albergues u hostales.

6. Gente de todo tipo, edad y forma física.

¿Qué queremos decir con esto? Que nunca debes pensar que no serás capaz de hacer el Camino de Santiago. Es sorprendente ver a las personas mayores terminando la peregrinación por su cuenta, así como familias con niños, personas poco atléticas, etc. Esta es una de las lecciones que se aprende, que todos son capaces de alcanzar lo que se proponen con esfuerzo y perseverancia.

No Responses

Write a response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.